Progenitor…

Antes de que empieces a leer este articulo, debes tener en cuenta mi manera de exponer las cosas; muchas veces disgusta e incomoda, otras gusta e inspira. Estoy seguro que esto no agradara  muchos de los que lean, pero hey! Es solo un artículo, basado obviamente en mis experiencias con los demás y conmigo mismo, es una mirada bastante general a todo lo que me rodea, no estoy haciendo un estudio de un caso en especial.

Pero bueno, si te sientes aludido por algo que digo, se libre de comentar y tirar tomatazos al articulo.

¿Cuánto derecho tiene un padre a decirte que hacer, decir, como vestir, con quien salir… ¿Tienen en verdad ese derecho? ¿O es que nosotros como hijos les damos ese derecho?

Si nos ponemos a pensar en este asunto nos podemos dar cuenta de que nada ni nadie puede ejercer más poder sobre nosotros que el que nosotros mismos le permitamos tener. Es así que llego a la conclusión… de que un padre no tiene más derecho a dirigir nuestra vida, que el que nosotros le damos. ¿Cómo lo se? Pues:

Mirando a mí alrededor y a la gente con la que usualmente convivo, es que he logrado hacer este articulo. Existe gente que se cuestiona todo lo que se les a enseñado, toda la verdad que se les a dicho, son los incansables buscadores de su verdad, y viven su vida a su manera por que es suya, y saben que si viviesen como la gente les dice que la vivan, saben que esa vida no seria suya si no de los demás y que el seria como un maniquí o un muñeco que todos manejan a su antojo, sin alma, sin voluntad, no dejan que alguien decida por ellos, los hijos de este tipo de humanos son iguales a ellos, libres de decisión y prejuicios.

Pero también he conocido a otros que pues son todo lo contrario al anterior: Son personas que no existen, que no hablan, no tienen voz ni voto, son educados desde niños como alguien incapaz de pensar y caminar por si mismo, es criado con un lazo de dependencia hacia sus padres, y un miedo único a expresarse, llegando a veces a olvidar que es libre. Pero siempre aparecen los matices, también hay gente que sabe lo que quiere, que siente y piensa de manera diferente a los demás, pero es incapaz de mover un pie hacia delante para hacer valer su voz, que tiene miedo de hacer los cambios, por que eso significaría enfrentarse con toda la “sociedad familiar” esa gente es como un león recién capturado, que es puesto en una jaula, tu puedes ver en sus ojos la llama de un espíritu fuerte,  pero como todo animal, después de un tiempo de estar encerrado esa llama desaparece y se acostumbra a estar encerrado, pierde toda esperanza de libertad y muere.

Esta sociedad “avanzada” se preocupa más en tener esclavos que gente pensante; ¿y quienes son los primeros en esclavizar? Los padres, pero de ti depende si eres esclavo de sus ideas. ¿Cómo llego a la conclusión de que son los padres los primeros en esclavizar?

Primero, veamos el sistema de esclavitud al que estamos expuestos desde que nacemos:
1) Naces y ¿qué es lo primero que te hacen? Ponerte un nombre que rara vez es de tu agrado.

2) Te bautizan en una religión de la cual no sabes nada, y mucho menos si quieres ser parte de ella.

3) Dios es sacrificio, y él es el que te juzgará y castigará si no vives como se te enseña, y como es sacrificio, tienes que vivir una vida de sacrificios para ser merecedor de perdón.

4)  Quien se divierte y ríe a carcajadas sin que le importe lo que piense la gente es infantil. Vive bajo tensión, eso demostrará tu madurez.

5) Nuestra obligación desde que nacemos es satisfacer a nuestros padres y a los demás, es muy importante agradarles y ser aceptados por ellos, aún cuando el agradarles signifique sacrificar nuestra propia felicidad.

6) Es preciso no acostumbrarnos a la felicidad, nos podría gustar demasiado y no siempre la tendremos a nuestro alcance, porque en este mundo nadie puede ser feliz totalmente.

7) Debemos cerrar la bocota cuando se nos castigue, pues somos culpables desde que nacemos, por que se nos ha enseñado que nacimos del pecado, y el pecado es una vergüenza, o sea, somos todos una mierda.

8) El miedo es una señal de debilidad, no debemos correr riesgos, por que eso es para los locos, no vale la pena arriesgarse por nada.

Éstas son algunas de las cosas a las que se nos acostumbra desde que nacemos, pero después, cuando vamos creciendo y llegamos a tener una cierta vida social, indistintamente si eres hombre o mujer:

1) ¿Porqué no estas con el hijito de fulanito? es muy bien educadito y es de buena familia. (Traducción: ¿porqué no le besas la %&”! y te hace un hijo y de esa manera nos saca de pobres?)

2) Esa cholita… ¿es tu novia?

3) Te prohíbo salir con ese chico, yo soy tu madre y tengo que velar por tu felicidad, si no me haces caso te pego y te envío a otra ciudad.

4) Hey hijo, ya es tiempo que te lleve debutar.

5) De todos los que te pidieron estar, escogiste a este, ¿pero qué tienes en la cabeza? ¿Caca?

6) Escucha, no seas imbécil, tú eres hombre, ¿cómo te pueden gustar esas cojudeces de las rosas?

7) Estudia esto, por que tu abuelo y yo lo estudiamos, así que es cosa de familia.

8) Escúchame: mientras vivas en esta casa, harás lo que se te pida. Si sigues con ese tipo y esa actitud, te puedes ir de aquí y mantenerte tú sola.

9) Hey, el voley es un deporte de maricas… ¡¡¡juega el futbol carajo!!!

10) No te vistas con esos trapos… ¿qué van a decir mis amigas, y los vecinos?

11) Camina como modelo hijita, pa que se fijen en ti.

12) Debes de fijarte en un gringo, pa que mejores la raza, no en estos cholos misios.

13) Júntate con los más inteligentes, no con los estúpidos como tú.

14) NO te rías tanto y no andes abrazada de tus amigos, la gente empieza a hablar mal, y no puede ser eso posible.

15) Tu enamorado es bien inmaduro, consíguete uno mayor que tú, porque el tuyo anda jugando y riendo todo el tiempo.

¿Pero que onda, debemos ser siempre esclavos de nuestros padres? ¿Cual es la línea que divide la preocupación natural de un padre por el bien de su hijo, y el aplastar todos tus derechos como persona? ¿Ellos saben cuándo termina su rol de padre dictador y cuándo comienza su papel de padre amigo, y consejero? Muchos si lo saben, pero aun en estos días, hay algunos que no saben cuando termina. Y ellos nunca lo sabrán hasta que nosotros se los hagamos saber. Nadie nos aplasta a no ser que nosotros se lo permitamos. Es aquí donde divido a la gente “Esclavos” y “Pensantes”, por ponerles algún nombre.

Los pensantes, al ver que sus padres no los dejan ser, no quieren dejarlos pensar por si mismos y se empecinan en hacerlos vivir a su manera, se hacen a un lado, piensan bien las cosas, se dan cuenta que el hacer caso a su padre es dejar de ser ellos mismos, el obedecer todo lo que se les dice, seria como no vivir, porque estarían viviendo la vida de sus padres y no las suyas; así que descansan un tiempo, y cuando se sienten con fuerzas, hablan acerca de lo que piensan, defienden su causa, defienden su derecho a crecer, a fracasar y caer, a levantarse y vencer, a llorar, a amar, odiar, defienden su derecho a vivir, su vida. Después de un tiempo de lucha, los padres se dan cuenta que nada ganan tratando de encerrar a su hijos, se dan cuenta que la mejor forma hacer que sus hijos crezcan es dejándolos aprender por si mismos, se dan cuenta que ellos sólo pueden apoyarlos en todo mas no decidir por ellos, sólo pueden opinar, nada mas, por que saben que morirán en algún momento, y sus hijos deben de ser independientes; de esta manera se crea un lazo muy estrecho de confianza, entre los padres y los hijos. Y no se termina destruyendo lo que se esta tratando de proteger.

Pero… ¿qué hay de los otros, los esclavos? ¿Por qué esclavos? Pues por que no son ellos mismos, no son ellos los que viven, sino sus padres a través de ellos diciendo siempre qué hacer, decir y pensar. Esta gente se vuelve temerosa de las cosas que están fuera de su concepción de la vida, según como se la enseñaron; se vuelven dependientes, marionetas, gente sin voluntad, que dejan que se les maneje a voluntad; Hay otros que saben que todo ese dominio les hace daño, les duele, sufren, pero no tienen el valor de hacer respetar sus forma de pensar, y prefieren decir, “así soy feliz”

Al final de las cosas, cada quien tiene la vida que desea para si mismo, en ultima instancia, ser esclavo o no, es una decisión personal…

Una respuesta to “Progenitor…”

  1. Bueno me ha gustado tu exposición aunque no este de acuerdo en todos los puntos, en muchos si, es como mirar hacía atrás y verse en casa. Los padres, aunque a veces no te lo niego quieren que hagamos todo lo que ellos quieren, en el fondo creo que lo hacen por que quieren a los hijos. Si no fíjate en esas madres que dejan a sus hijos recién nacidos y algunos hasta con el cordón umbilical aún sin cortar, y los tiran a un basurero..¿crees que eso es una madre?..creo que no. Ahora es inevitable que te intenten convencer de lo que ellos creen sería mejor, normalmente se equivocan, pero en muchas ocasiones aciertan de pleno. Pero todavía hay algo más grave, cuando un hijo a sido abducido por sus padres, o por su madre y siente ese vinculo tan ligado a ella que cuando se casa y vive con su mujer cree que la vida sigue igual, que tiene que hacer con su mujer lo mismo que hacía con su madre. Las obligaciones, las tareas de casa, el machismo, el querer saberlo todo y dejar a la mujer como alguien ignorante, el creerse que todo lo que hace la mujer es por obligación no porque salga de ella……algunas mujeres llegan al matrimonio como si fuera una segunda pena de muerte, una segunda cadena perpetua por el simple crimen de ser mujer.
    Yo en parte he vivido eso, pero hay que ser un poco inteligente y poco a poco ir descubriendo tus armas, tus derechos, tus deseos y gritar a los cuatro vientos que eres igual que los demás sea hombre o mujer. Y que el simple hecho de que una madre no deje que su hijo fregué los platos, o ponga la lavadora, o prepare la mesa, o cocine porque según ella “son cosas de mujer”…..no quiere decir que la persona que vas a compartir tu vida sea un símil de “madre” o de “tu madre”.
    Los padres son a veces autoritarios, severos, y algunos si tienden a la esclavitud a que hagas lo que dicen, a que pienses como ellos, y están equivocados. LA libertad es la mejor expresión de una madurez, de un saber elegir, saber que quieres hacer y decir, es la mejor forma de criar a un hijo, dejarlo que sea el quien se caiga, se equivoque, que elija lo que quiere ser en la vida, lo que quiere hacer eso es lo más importante. Yo he criado un hijo en ese sentido y creo que es una buena persona, ha elegido su forma de vida, aunque yo a veces no estoy de acuerdo o no me guste. Querría quizás que hubiera estudiado, que tuviera un trabajo mejor, pero jamás le he impedido que eligiera él.
    Buen tema, felicidades. Un abrazo Marola77

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: