Vivir en Sociedad

10166194.jpg

Uno de los factores comunes a toda sociedad es el trabajo.

Muchos piensan que el trabajo no es precisamente sinónimo de placer, por supuesto esto es sólo la opinión de algunos, pero lo que resulta innegable es que el trabajo es una tortura, al menos etimológicamente hablando.

La palabra “trabajo” surge de “tripalium” (tres palos), palabra con la que, alrededor del siglo VI, se denominaba a un instrumento de tortura compuesto de tres maderas cruzadas en las que el “trabajador” era azotado o golpeado.
En castellano se encuentra a principios del siglo XIII, la voz “trebajo”, con el sentido de “dolor”, “esfuerzo” o “sufrimiento”. Recién desde el siglo XIV los filólogos nos enseñan que la palabra empieza a cobrar su sentido actual.
Esto, en principio, nos evidencia que en los inicios de la historia, los hombres resultaban ser más conscientes que ahora, algo, por cierto, nada difícil.
Viene al caso recordar que la palabra “tortura” o “tormento”, de las cuales surgen posteriormente palabras tales como “tormenta” derivan de “tortus” y “torquementum” respectivamente. “Tortus” significa “torcido”, y “torquementum” “el resultado de torcer” , o de hacer un “torniquete”.
Todas estas palabras surgen de los “productos” de un instrumento de tortura que solían usar los verdugos, el cual consistía simplemente en una cuerda retorcida que se ataba a los brazos y piernas del reo y que era “retorcida” luego con un palo para cumplir la función para la que había sido creada.

Aunque resulte paradójico, quizás tú nunca te has preguntado por qué trabajas. Por qué, o en qué, en definitiva, inviertes tu existencia. ¿Qué sentido tiene trabajar?.
Lo obvio raras veces traspasa la consciencia y, mucho menos, es cuestionado o evaluado, el trabajo parece ser lo más natural del mundo, y lo es en sociedad.

En una sociedad basada en el trabajo una sola cosa es necesaria: el dinero. Para todo se lo necesita, resulta ser la llave maestra imprescindible que nos abre todas las puertas…o eso parece.
Se puede afirmar también, sin que muchos estén en desacuerdo, que la gente tiende a buscar con cada uno de sus actos la felicidad, el placer, evitar el dolor y el sufrimiento. Por lo tanto el trabajo sólo puede ser concebido como un sacrificio que la gente hace para ser feliz.

La gente se siente feliz vistiéndose, la gente disfruta comiendo, haciendo el amor y viendo T.V. Para cada una de estas cosas, y para las otras cientos de cosas básicas que exige la vida, es necesario el dinero. Es un hecho que la mayoría de las personas deben sacrificarse para obtenerlo, a diferencia de los esclavos, se “autoexplotan”, y los que no lo hacen también trabajan para que los demás trabajen mientras ellos “no trabajan”.
Es un hecho también que la mayoría niega que esto sea un sacrificio, es más, suelen darle un sentido contrario al que tan acertadamente expresa el sentido originario de la palabra que designa esta actividad.
¿O será que existen millones de masoquistas encubiertos?

No se puede salir desnudo a la calle, no se puede vivir del aire, no se puede copular en un lugar público. La privacidad se obtiene gracias a las paredes, las paredes cuestan dinero, la tranquilidad cuesta dinero.
Vivir en sociedad cuesta dinero, y obtener dinero implica una obligación diaria ineludible, una rutina, implica, en mayor o menor medida, sufrir.

Si tu eres una persona que siempre vivió en sociedad, te resultará difícil creerlo, pero existen lugares en la Tierra en los que el hombre aún no ha dejado su huella, lugares vírgenes e inexplorados, lugares libres aun, ausentes de seres humanos, lugares naturales. Lugares en los que uno puede prescindir de la autotortura y, en algún grado, empezar a comprender lo que significa ser libre.

Quizás ahora tengas cierta idea de por qué me considero libre.

Y quizás comprenda ud. señor responsabilidad, el porqué me cago en lo que piense. también porqué no me levanto sonriente, cada mañana, para ir a trabajar…

Anuncios

5 comentarios to “Vivir en Sociedad”

  1. saludyvida2008 Says:

    Amigo,

    Cuanta verdad y profundo analisis en todo lo que dice, es cierto que trabajamos por dinero, aunque discrepo en cuanto a que siempre sea una esclavitud, seria eso en el caso de que trabajaras por el amor al dinero, independientemente de la necesidad, pero si amas tu trabajo por encima de todo, ya no hay esclavitud, se pierde por completo, la esencia y el sentido de esa palabra.
    Y la libertad ,existe siempre que la lleves por dentro, no importa como o donde estes.
    Por ultimo, una pregunta, acaso no tienes un lugar especifico para realizar la necesidad de que hablas al final?

    Me gusta

  2. Te crees libre pero eres esclavo de ti mismo, perdona mi insistencia.

    Me gusta

  3. Se esta confundiendo el tema del texto.

    Tu dices que no eres esclavo si amas tu trabajo y lo haces por que lo amas. Pensemos un toque, si amas tu trabajo, por que esperas el dia de pago? si amas tu trabajo, por que lo haces donde mas te paguen por hacerlo? si amas tu trabajo, por que lo haces a cambio de un pago o un beneficio?

    Diferencia, amas la actividad que realizas, obviamente yo amo la actividad que realizo, no amo mi trabajo, si amase mi trabajo, tendria que amar el aguantar a ciertos individuos no deseados dentro de la institucion, oficina, empresa… Las quejas del jefe, las correccion, descuentos, etc…

    Nada tiene que hacer el amor hacia tu vocacion, con el amor hacia el trabajo que realices, a no ser claro, que seas el jefe y nadie te pida explicaciones ni te de horarios ni sobre tiempos.

    Si la piensas bien, quien es libre? si dices que libertad es hacer todo lo que quieras, cuando quieras. Que pasa cuando quieres ir a la casa de tu flaca a las 3 de la mañana y entrar a su habitacion y hacer cosas. Lo haces o la piensas y dices, no, sus viejos me cagan, entons eres libre?

    La libertad se lleva dentro. Uhmmmmm si eres libre dentro, es por que no eres libre por fuera, y si no eres libre por fuera, quiere decir que vives reprimido y solo eres libre en tus pensamientos…

    Y dime, quien no es esclavo de si mismo? Acaso no eres esclavo de tus pensamientos? acaso no haces lo que piensas? o es que no piensas? Cuando amas, acaso no eres esclavo de tus sentimientos? Cuando respondes este comentario que dejo, acaso no eres esclavo de tu impulso a contradecirme o darme la razon?

    Me gusta

  4. aaaaaaaaaaaaaaa Says:

    aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiioooooooooooooooooooooooooouuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuu

    Me gusta

  5. Para los quee tenemos un sentido moral caro, o sea que somos cobardes a los que no se puede corromper con poco dinero, el trabajo es la única manera “saludable” éticamente hablando que encontramos para ganarnos el pan de cada día. Si hubiera un árbol cuyos frutos fueran Hespérides de oro como en el mito, ¿quién no mandaría a su patrón por bueno que fuera a freír espárragos en cuanto la primera fruta comenzara a madurar?
    Yo trabajo en lo que me gusta y aún así, preferiría tirarme panza al sol todo el día en alguna playa de Polinesia, antes de levantarme pensando en mi agenda. Y alos que pregunten si no me aburriría, les contesto: DENME LA CHANCE DE HACERLO Y LES DIGO!!! JAJAJA
    EXCELENTE ARTÍCULO

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: